29.1.11

27.1.11

26.1.11

25.1.11

El honor de Las injurias


Documental, aquí dividido en nueve partes, digno de un vistazo. O tres.

24.1.11

MSF

Compradlas, un miserable euro. Ayudan a dejar de fumar y mejoran el aliento, amén de contener vitamina C. En las mejores farmacias. Venga.

23.1.11

Arto Tunçboyaciyan


Clic en el título.

2011

21.1.11

"¡Reyes muérete!", chillaba el Bernabéu. ¡JA y JA!

"Yo soy del Atleti hasta que me muera y, el día que me muera me haré del Madrí paque se muera un madridista". Oído en la cola del mercao.

20.1.11

Una de bandos



EL ALCALDE PRESIDENTE del Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid

Madrileños:
La Villa de Madrid ha sido siempre ejemplo de convivencia cortés en un ambiente limpio. Circunstancias que todos los madrileños conocen han ido estropeando nuestra Ciudad hasta el extremo que los propios vecinos de Madrid se han hecho desidiosos en cuanto atañe al cuidado de su Ciudad y, en algunos casos, en cuanto a dar buen ejemplo y mantener honestas costumbres. Los vecinos debemos contribuir con nuestro esfuerzo a que la Villa recobre la limpieza y el decoro que siempre tuvo y que siempre se le ha reconocido.

El trabajo que esto requiere, y para el que pido la ayuda de cuantos en Madrid viven, debe principalmente orientarse, por ahora y hasta que el Ayuntamiento dé nuevas normas sobre calles y fachadas, a procurar que nuestros parques y jardines sean modelos de lugares limpios y apacibles, propios para el esparcimiento, el paseo tranquilo y el sosiego del espíritu. Por lo cual, requiero a los madrileños para que estén al cuidado y eviten dejar hacer papeles y restos de cualquiera clase en los caminos y praderas de los parques y jardines, y que a la vez cuiden de no pisar el césped, que se pierde y estropea con facilidad por la falta de humedad ambiente y por no estar a nuestro alcance regarlo con tanta frecuencia como su mantenimiento requeriría.

Por consiguiente, y para que el cumplimiento de este Bando sea efectivo, se advierte que quienes lo infrinjan serán amonestados por los guardas públicos, y si insistieran en la infracción habrán de abonar la cantidad mínima que prevén las Ordenanzas vigentes, por su imperdonable descuido y falta de educación cívica.

Madrid, 31 de julio de 1979.

Un día después del aniversario de su muerte, he de decir que dispongo de material, por editar, en recuerdo de su memoria. Sólo hay que esperar, un poco más. Digamos dos días, no sea que me lo fie demasiado largo.

Traspasando la raya

Se han limpiado el culo, la mayoría de los periódicos, con los derechos del detenido, publicando su nombre y apellidos sin concederle la presunción de inocencia, basándose en una foto que la policía mostró al agredido. Ahora éste dice que no lo reconoce en una rueda de, que no valga, reconocimiento. ¿Esto qué mierda es? ¿Lo posponen hasta que prescriba? Oigan, ya está bien, nos están haciendo la vida imposible. Parece que buscan que la gente se queme a lo bonzo en masa. Pues no.

19.1.11

18.1.11

Gracias

Ahí andamos.

17.1.11

"Teoría" económica


Es largo, más de una hora, pero su visionado compensa con creces . Salud. Gracias, Psi.

Descarte y ensayo

Participantes

15.1.11

14.1.11

Tea Party Way

Por si no sabes de qué va todo esto: de "armas" y preguntas sin respuesta.

13.1.11

"Estaba sentado el otro día delante de mi ordenador cuando me acordé que tenía que llamar por teléfono a un compañero. Descolgué el auricular y marqué el número de memoria. Me contestó un tipo con muy mal humor diciendo:
_'¿Qué quiere?'
_ 'Soy Ignacio Martínez, ¿podría hablar con Roberto Espárrago?' dije amablemente.
_ 'Te has equivocado, gilipollas', me respondió y acto seguido colgó.
No daba crédito a lo que me estaba ocurriendo. Cogí mi agenda para buscar el número de mi compañero y comprobé que, efectivamente, me había equivocado. Pero como aún recordaba el número 'erróneo' que había marcado anteriormente, decidí volver a llamar a aquel tipo y cuando me cogió el teléfono no esperé a que contestase y le dije: 'Eres un hijoputa', y colgué rápidamente. Inmediatamente apunté aquel número en mi agenda junto a la palabra 'hijoputa'. Cada dos o tres semanas, cada vez que estaba cabreado porque me llegaba una letra inesperada, o un aviso de multa, o discutía con mi mujer, o alguna situación por el estilo volvía a llamarlo y sin dejarle contestar le decía:
_ 'Eres un hijoputa'.
Esto me servía de algún modo como terapia y me hacía sentirme mucho más relajado. Unos meses después, la maldita Telefónica introdujo el servicio de identificación de llamadas, lo cual me deprimió un poco porque tuve que dejar de llamar al 'hijoputa'. Pero de repente, un día se me ocurrió una idea: Marqué su número de teléfono y cuando escuché su voz le dije: 'Hola, le llamo del departamento de ventas de Telefónica para ver si conoce nuestro servicio de identificación de llamadas'. 'No' me dijo el tío grosero, y me colgó el teléfono. Rápidamente lo volví a llamar y le dije: 'Eres un hijoputa'.
Un mes después, estaba yo esperando con mi coche a que una anciana saliera de la plaza de aparcamiento del Hipercor. Esta lo hacía muy lentamente y cuando terminó la maniobra y me disponía yo a ocupar la plaza libre, apareció un Golf GTI negro a toda velocidad y se metió en el hueco que iba yo a ocupar. Comencé a tocar el claxon y a gritar:
_'¡Eh, oiga!, ¡que estaba yo esperando!, ¡no puede hacer eso!'.
El tipo del Golf se bajo, cerró el coche y se fue hacia el centro comercial ignorándome como si no me hubiera oído. Yo me quedé completamente frustrado y pensé: 'Este tío es un hijoputa. El mundo está lleno de ellos'. Justo en ese momento vi un letrero de 'SE VENDE' en el cristal de atrás del Golf. Lógicamente anoté el número y me fui a buscar otra plaza de aparcamiento. A los dos o tres días, vi en mi agenda el número del 'hijoputa' y me acordé que había anotado el número del tipo del Golf. Inmediatamente le llamé y le dije:
- 'Buenos días. ¿Es usted el dueño del Golf GTI negro que se vende?'
- 'Sí, yo mismo'
- '¿Podría decirme dónde puedo ver el coche?'
- 'Sí, por supuesto. Yo vivo en la calle de Don Ramón de la Cruz esquina con Montesa, es un bloque amarillo y el coche está aparcado justo enfrente de la casa'
- '¿Cómo se llama usted?'
- 'Enrique Juárez'
- '¿Qué hora sería la mejor para encontrarme con usted y discutir los detalles de la operación, Enrique?'.
- 'Pues yo suelo estar en casa por las noches'.
- '¿Puedo decirle algo, Enrique?'
- 'Si, claro'
- 'Enrique, eres un hijoputa de la hostia', y colgué el teléfono. Inmediatamente después de colgar anoté el número en mi agenda al lado del otro, pero en este puse el nombre de 'hijoputa II'. Ahora tenía dos 'hijoputas' para llamar y así estuve durante dos o tres meses, llamando ahora a uno, ahora a otro; hasta que comenzaba a aburrirme un poco. Me puse a pensar en serio sobre cómo resolver este problemilla y al cabo de un par de whiskys se me ocurrió algo. Primero llamé al 'hijoputa I':
- 'Dígame'
- 'Hola hijoputa' - pero esta vez no colgué.
- '¿Estas ahí todavía, verdad, cabrón?'
- 'Si, hijoputa'.
- 'Deja ya de llamarme o...'
- 'Noooooo'.
- 'Si supiera quién eres te rompía la boca', me dijo.
- 'Me llamo Enrique Juárez y si tienes cojones vienes a buscarme. Vivo en la calle Don Ramón de la Cruz esquina Montesa, en un bloque amarillo, justo en la puerta donde hay aparcado un Golf GTI negro, so hijoputa'
- '¡¡¡Ahora mismo voy para allá!!! Tú sí que eres un hijoputa y ya puedes ir rezando todo lo que sepas. Te voy a matar a hostias'
- '¿Sí?. ¡Qué miedo me das, hijoputa!' y colgué el teléfono. Inmediatamente llamé al hijoputa II:
- 'Dígame'
- 'Hola hijoputa' y no colgué.
- 'Como te pille algún día...'
- '¿Qué me vas a hacer, hijoputa?'
- 'Te voy a patear las tripas, pedazo de cabrón'
- '¿Sí?, pues a ver si es verdad, hijoputa. Ahora mismo voy hacia tu casa' y colgué. Por último, cogí el teléfono y llamé a la policía. Les dije que estaba en la calle Don Ramón de la Cruz esquina con Montesa y que iba a matar a mi novio homosexual en cuanto llegara a casa. Luego hice otra llamada rápida a 'Madrid directo' y les dije que iba a haber una pelea de pandillas en la calle Don Ramón de la Cruz esquina Montesa.Y entonces me monté en mi coche y me fui para allá a toda leche. Te juro que es una experiencia que nunca olvidaré. La mayor pelea que he visto en mi vida. Hasta los cámaras de Telemadrid se llevaron lo suyo.
En fin, después de esto espero que cuando te llame por teléfono me contestes en tono amable. Ya sabes, no es bueno que yo me irrite..."

Vía correo electrónico, que dice que es un Premio de novela corta. Mola.

12.1.11

"Lo que uno tiene por sí mismo, lo que le acompaña en la soledad sin que nadie se lo pueda dar o quitar, esto es mucho más importante que todo lo que posee o lo que es a los ojos de los otros"

Si copias y pegas sabrás de quién es. Lo estoy leyendo.

10.1.11

El chocolate es peso


Su conclusión sobre ciertos artículos de la Constitución: Son puro humo. 

9.1.11

La literalidad


Maguer mi tío el contrabandista no la viese ya te decía, si le pedías que te diese algo en su bar, 'No, no te lo doy, te lo vendo'. Y yo, '¿Tío, para qué lo quiero vendado?' Cada uno vacila según donde nace. ¿Yo? Madrid.

6.1.11

2011


Visto y leído. Gracias repartidas. Más en el título. St. Kubrick el Grande.

Cayó. No calló

El limbo

"El limbo surge por necesidades del guión. La esencia del cristianismo, su mensaje central, consiste en que, en virtud del pecado original, somos culpables por el simple hecho de nacer. La única forma de lavar ese pecado es mediante la autoinmolación de Cristo. Es decir, Dios se rebota por el pecado de Adán y Eva, se agarra tremendo cabreo y los maldice por siempre jamás, a ellos y a toda su descendencia. La única forma de limpiar esa falta es mediante su propio sacrificio :shock: En vista de ello manda a su hijo, que resulta ser él mismo. Pero, ese sacrificio no afecta a la humanidad automáticamente sino a través de la sumisión de sus individuos a la verdadera fe, sólo los bautizados de una u otra manera pueden obtener la gracia. En caso contrario no se puede entrar en el reino de los cielos.
¿Y qué hacemos con los bebés recién nacidos que hayan muerto antes de haber recibido la gracia, ein? Mandarlos al infierno parecía demasiado heavy, así que se diseña un lugar que, sin ser el cielo, no resulte del todo desagradable. Ese lugar es el limbo."

Eskerrik asko.

4.1.11